Lunes 26 de Octubre del 2020

¿Qué dice el Catecismo de la Iglesia Católica sobre la música?

En el “Catecismo de la Iglesia Católica” no hay mucha información respecto a la música, pero si existen algunos puntos que son clave y en ellos se describe todo.


Canto y Música: 


1156

 «La tradición musical de la Iglesia universal constituye un tesoro de valor inestimable que sobresale entre las demás expresiones artísticas, principalmente porque el canto sagrado, unido a las palabras, constituye una parte necesaria o integral de la liturgia solemne» (SC 112). La composición y el canto de Salmos inspirados, con frecuencia acompañados de instrumentos musicales, estaban ya estrechamente ligados a las celebraciones litúrgicas de la Antigua Alianza. La Iglesia continúa y desarrolla esta tradición: «Recitad entre vosotros salmos, himnos y cánticos inspirados; cantad y salmodiad en vuestro corazón al Señor» (Ef 5,19; cf Col 3,16-17). «El que canta ora dos veces» (S. Agustín, sal. 72,1).


1157

El canto y la música cumplen su función de signos de una manera tanto más significativa cuanto «más estrechamente estén vinculadas a la acción litúrgica» (SC 112), según tres criterios principales: la belleza expresiva de la oración, la participación unánime de la asamblea en los momentos previstos y el carácter solemne de la celebración. Participan así de la finalidad de las palabras y de las acciones litúrgicas: la gloria de Dios y la santificación de los fieles (cf SC112):


¡Cuánto lloré al oír vuestros himnos y cánticos, fuertemente conmovido por las voces de vuestra Iglesia, que suavemente cantaba! Entraban aquellas voces en mis oídos, y vuestra verdad se derretía en mi corazón, y con esto se inflamaba el afecto de piedad, y corrían las lágrimas, y me iba bien con ellas (S. Agustín, Conf. IX,6,14).


1158

La armonía de los signos (canto, música, palabras y acciones) es tanto más expresiva y fecunda cuanto más se expresa en la riqueza cultural propia del pueblo de Dios que celebra (cf SC 119). Por eso «foméntese con empeño el canto religioso popular, de modo que en los ejercicios piadosos y sagrados y en las mismas acciones litúrgicas», conforme a las normas de la Iglesia «resuenen las voces de los fieles» (SC 118). Pero «los textos destinados al canto sagrado deben estar de acuerdo con la doctrina católica; más aún, deben tomase principalmente de la Sagrada Escritura y de las fuentes litúrgicas» (SC 121).»

____________________________________________


Respecto a el punto 1156:

 La música sacra o sagrada fue uno de los primeros estilos de música, como su nombre lo dice, es música ofrecida a Dios en distintas religiones, más que todo en la Católica romana Cristiana, en la cual originalmente se utilizaba mayoritariamente como idioma el Latín, gracias a que la sede del Papa era en Roma. Un género de este estilo es la Música Gregoriana, también en Latín, la cual se utilizaba para acompañamiento en Eucaristías y otros sacramentos, a veces dictados todos en Música Gregoriana.


Respecto a el punto 1157

La música siempre tiene que estar vinculada a la acción Litúrgica, es la música que está al servicio de la liturgia y no al revés… y marca 3 puntos indispensables para que esto sea un verdadero servicio:


  • La belleza expresiva de la oración: Esto implica ensayo, no podemos improvisar… la música dentro de la liturgia es oración del cual nos tiene que ayudar, elevar, no tiene que ser instrumento de desorden, ni tampoco llamar la atención. Estamos sirviendo al Señor. No tenemos que dar lo que nos salga, sino lo mejor. Si tocas instrumentos o cantas: ensaya, estudia.

  • La participación unánime de la asamblea: La función de un Ministerio o Coro en la Liturgia es de animar al pueblo que se reúne para celebrar, logrando la participación de la asamblea reunida, no es un espectáculo. La liturgia permite en algunas partes de la misa el canto del solista o instrumental, que lo veremos más adelante.

  • Finalidad de las palabras y de las acciones litúrgicas: la gloria de Dios y la santificación de los fieles: Como dijimos al comienzo, la música está al servicio de la Liturgia. ¿Qué tenemos que tener en cuenta? Los tiempos litúrgicos: no se canta lo mismo en adviento que en cuaresma o tiempo ordinario o pascua… Las distintas celebraciones: fiestas patronales, comuniones, confirmaciones, exequias. 

Para que los cantos sean litúrgicos y lograr dicha finalidad, debo conocer en qué tiempo litúrgico me encuentro, leer con anticipación las lecturas propuestas para dicha celebración; te proponemos que leas, medites, ores con ellas.


Tratar siempre de tener dialogo con el sacerdote que preside la celebración, para contarle lo que preparaste y preguntar si está de acuerdo… eso hace que no haya problemas o molestias luego en el servicio.


Respecto a el punto 1158

Armonía e inculturación: Tanto la música como las palabras y acciones, tienen que ser coherentes para lograr armonía en la Celebración, a veces elegimos canciones al azar porque nos gustan, pero no corresponden ni al tiempo litúrgico ni a la Sagrada Escritura, eso provoca desorden y no se da dicha armonía…También tenemos que tener presente “las riquezas culturales propias” de nuestras comunidades, para hacer que “resuenen las voces de los fieles”.



22 de septiembre, 2020.